Loading

Inclusión financiera

By Acerca In Bancaria noviembre 3, 2015

Tres de cada cuatro adultos en Colombia se encuentran vinculados al sistema financiero

De acuerdo con el reporte de inclusión financiera entregado por la Superintendencia Financiera de Colombia, se observa un ascenso del indicador de bancarización durante el 2014 al ubicarse en 73,9%.

 

Al finalizar el 2014 el número de adultos vinculados al sistema financiero ascendió a 23,7 millones, teniendo en cuenta las personas vinculadas a establecimientos de crédito, cooperativas vigiladas por la Superintendencia de Economía Solidaria y ONG’s microcrediticias.

 

Según el informe, en el último año ingresaron por primera vez al sistema financiero colombiano 991.435 adultos, de los cuales el 81,7% (810.000) lo hizo a través de una cuenta de ahorro y el 5,5% (54.528) de un depósito electrónico.

 

Cobertura del 100%

En cuanto a los puntos de contacto, al finalizar el año 2014, el 100 % de los 1.102 municipios de Colombia tenían al menos un punto de acceso al sistema financiero. En el 75.6% de los municipios había oficinas bancarias, en 99.9% había presencia de corresponsales bancarios y en el 23.3% había ONG microcrediticias.

 

El número de puntos de contacto (oficinas, corresponsales bancarios, datáfonos –POS, cajeros automáticos) aumentó de 369.213 a 446.518 entre 2013 y 2014, representando un incremento del 20,9%. El mayor dinamismo se observó en el número de corresponsales y de datáfonos, los cuales pasaron entre 2013 y 2014 de 49.181 a 95.730 y de 300.000 a 328.774, respectivamente.

 

Mujeres se destacan

Por primera vez, desde la publicación del reporte en 2011, se presenta un capítulo que aborda la inclusión financiera a partir del número de adultos y de empresas con productos financieros en el país, teniendo en cuenta variables socio-demográficas como el género y la edad de la población. En ese sentido, el número de mujeres con al menos un producto financiero activo fue de 8,1 millones mientras que el número de hombres fue de 7,2 millones.

 

Al segmentar la tenencia de productos activos o vigentes por rango de edad sobresale una mayor tenencia en la población con edades entre 26 y 50 años. En contraste, este porcentaje se reduce entre individuos con más de 50 años. Por otra parte, se identificaron 501.340 menores de edad con productos financieros activos.

 

Por su parte, durante el año 2014, 505.731 empresas tenían al menos un producto activo. Entre 2013 y 2014 el número de empresas con productos financieros aumentó 7,5%. El principal producto de entrada para empresas es la cuenta de ahorro, seguido por la cuenta corriente.

 

Canales transaccionales

El Reporte de Inclusión Financiera 2014 evidencia además que los colombianos están recurriendo cada vez más a la banca móvil para realizar sus transacciones financieras. Mientras que en el 2013 se realizaron 77 millones de transacciones a través de la banca móvil, en 2014 esa cifra llegó a 119 millones, lo que representa un crecimiento del 54%, convirtiéndola en el canal transaccional con mayor dinamismo del sector financiero en el último año.

 

Para este mismo canal, el crecimiento también ha sido importante en términos de montos. En 2014 se movilizaron $924 billones mientras que en 2013 fueron $212 billones. Las operaciones más frecuentes realizadas a través de banca móvil fueron la consulta de saldos, seguidas por el pago de obligaciones y las transferencias.

 

A su vez, internet es el segundo canal que se destaca por su crecimiento. En el último año tuvo un incremento de 18%, al pasar de 1.164 millones de transacciones en 2013 a 1.377 millones en 2014. El monto de las operaciones monetarias por este canal fue de $1.875 billones, un crecimiento de 2,4% con respecto a 2013.

 

Las oficinas continúan siendo el canal que moviliza el mayor volumen de transacciones con un monto de $3.338 billones, sin embargo, ocupan el tercer lugar en número de transacciones con 701 millones.

 

Cuentas de ahorro

El producto financiero más común entre los colombianos sigue siendo la cuenta de ahorro. En 2014, el número de cuentas de ahorro ascendió a 55,8 millones con un crecimiento del 9.1% con respecto al 2013. En 2014 hubo un total de 4.6 millones de cuentas nuevas y el número de cuentas inactivas, es decir, aquellas que no registraron movimientos en los últimos 6 meses, representaron el 54%.

 

El saldo de las cuentas de ahorro al cierre de 2014 ascendió a $139,5 billones, de ese saldo total, el 98.7% ($137,7 billones) estaba depositado en los establecimientos de crédito.

 

Créditos

Al analizar la cartera por nivel de ruralidad, se evidenció que la mayor parte del saldo de cartera estaba enfocado en zonas urbanas, siendo una característica común de la cartera comercial, de consumo y de vivienda. Este hecho cambia en el caso del microcrédito que registró una mayor diversificación de su saldo entre las ciudades y aglomeraciones, las zonas intermedias, el área rural y rural dispersa.

 

Durante 2014 se desarrollaron diversos programas para fomentar el acceso al sistema financiero a través del crédito. Se creó la modalidad de consumo de bajo monto, que incorpora una tasa certificada específica para estos créditos y que al incluir un mayor riesgo implícito permitirá que la población sin historial crediticio recurra a opciones de financiamiento formal de menor costo frente a las ofrecidas por prestamistas informales.

 

En la modalidad de crédito de consumo se registró un monto total desembolsado de $61.5 billones en 2014, un aumento de $8 billones frente al 2013. El 41,7% fue a través de tarjeta de crédito.

 

Por su parte, los desembolsos de microcrédito registraron el mayor valor de los años recientes con un monto de $8.5 billones en 2014. Se debe resaltar que se encuentra en trámite un decreto reglamentario para las garantías mobiliarias, que al permitir el uso de activos como la maquinaria para respaldar los créditos, motivará mayores opciones de financiamiento para las pequeñas y medianas empresas.

 

En el caso del segmento de vivienda, la creación de estímulos por parte del Gobierno Nacional a través de coberturas a las tasas de interés y subsidios sobre el valor de los inmuebles, motivó un crecimiento permanente en esta modalidad. De esa manera al cierre de 2014, el monto colocado en créditos de vivienda ascendió a $10.6 billones.

Remesas y seguros

 

En 2014 Colombia recibió un flujo de remesas de trabajadores residentes en el exterior por un valor de US$4.093 millones, cifra inferior a los US$4.401 millones de un año atrás, lo que equivale a una disminución de 6.9%.

 

En cuanto a seguros, la mayor penetración sectorial de los seguros estuvo relacionada directamente con el desempeño económico de cada departamento. Los seguros de daños fueron los productos con mayor penetración a nivel departamental.

 

Los establecimientos de crédito fueron el principal canal de distribución de los seguros. En 2014 los seguros de desempleo, sustracción, vida individual y vida grupo deudores, fueron los principales productos adquiridos a través de este canal. El producto con mayor número de riesgos asegurados en zonas rurales correspondió a accidentes personales y vida grupo voluntario.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *